OBSIDIANA

Piedra de la protección.

Conocida por sus propiedades protectoras, sirve como escudo para repeler energías negativas del entorno. Espiritualmente, elimina bloqueos energéticos y vitaliza el alma.

Ayuda a estimular el crecimiento personal, y estimula la aceptación propia y a explorar lo desconocido. Permite atraer abundancia por lo que es ideal tenerla siempre cerca. Estimula la consciencia y sentimientos para reconocer pensamientos negativos y alejarlos.

En el plano curativo, alivia dolores y molestias musculares, y es capaz de controlar los nervios y la ansiedad, siendo muy eficaz en personas con depresión.

Signos afines: Tauro, Acuario, Cáncer.

Cuerno Flamento Botones Obsidiana